Lloveras de Reina

         Cassà de la Selva (Girona), 1922 – Barcelona, 2012.

Josep Lloveras y Feliu, fue un pintor y escultor. A los catorce años se inicia su aprendizaje como pintor. Su primer contacto con este mundo fue una caricaturista que hacía su negocio en el mercado ganadero de Girona. Finalizada la Guerra Civil Española, llegó a Barcelona y empieza a trabajar "como pintor de paredes". También se matriculará en la Academia Tárrega y luego en la Escuela Superior de Bellas Artes. Durante estos años de aprendizaje llenaba sus primeras telas, básicamente de tema religioso.

Entre 1945 y 1948 recorre diferentes países en un devenir aventurero. Viaja a Marruecos, a Trípoli y París para estudiar en la Escuela del Louvre. En Paris quedó empapado de Sastre y el existencialismo. Durante esta época realizó una obra de contenido erótico firmada con el nombre de Sarevoll (su apellido Lloveras al revés). Durante este periodo viaja a Italia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Inglaterra y los Países Escandinavos.

En 1953 cruza el Atlántico hacia México pero, accidentalmente, desembarca en La Habana. Su vida y su obra toman un nuevo giro al quedarse en Cuba. Experimenta su madurez creativa y alcanza un papel muy relevante en la formación artística de las nuevas generaciones de pintores. En 1959 Fidel Castro accede al poder. Ese mismo año conoce a Montserrat Prat, con la que contrajo matrimonio al año siguiente. Viaja a Venezuela y presenta una exposición en la Universidad de Caracas con "los niños pintores".

En 1967 deja Cuba y se marcha a Miami. Vive una breve temporada en Puerto Rico. En 1970 vuelve a Barcelona con su familia. Una vez establecido en Barcelona, funda un estudio de arte en la ciudad, abriendo posteriormente otro en Cassà de la Selva. Continúa su obra pictórica en ambas ciudades, pero particularmente en esta última donde establece su residencia. Durante estos años sigue con su labor didáctica en las artes plásticas.

En 1980 funda el Estudio f¡Art Lloveras. Desde ese momento su producción está hecha íntegramente en Cassà de la Selva, donde además hay que destacar su labor como dinamizador cultural. En sus últimos treinta años alterna su estancia entre Cassà y Barcelona. Del viejo existencialismo parisino muy poco le queda. La Virgen, los querubines, el desnudo femenino, los caballos, llenan su universo pictórico en este periodo.

Ha utilizado varias firmas: Lloveras hasta 1945, Lloveras de Reina entre 1946 y 1962, Sarevoll entre 1949 y 1951 para rubricar sus trabajos eróticos. Lloveras R de 1963 a 1978 ya partir de los 80 nuevamente Lloveras.

Obras

Próximas exposiciones

Aquí podrá encontrar el listado de nuestras próximas exposiciones a lo largo del año.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poderte ofrecer una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación.