Coronado

Águilas, (Murcia), 1942.

Manuel Coronado nace en Águilas. A la edad de 7 años marcha con su familia a Baleares. Sus inquietudes artísticas son encauzadas a través del pintor mallorquín Mestre Matas y de la enseñanza de la Escuela de Artes y Oficios de Palma. En el año 60 por diferentes circunstancias va becado a Suecia donde consigue el primer premio de pintura “Composición y figura”. Su admiración por los clásicos le lleva a Grecia donde reside una larga temporada en Mikonos, Santorini y Atenas.En el 63 viaja a Inglaterra donde nace su hija Julia. Viaja a París en el año 68, se relaciona con artistas latinos y coincide con el pintor Roberto Garcia York, les une una gran amistad y hace algunas exposiciones colectivas con el grupo surrealista.

Regresa a Baleares. El Ateneo de Mahón organiza unos premios artísticos, Coronado gana el premio de Acuarela y de Escultura. Es invitado a exponer. Reside en Mahón en Casa de su amigo ceramista el Suizo Bernat Rüsh, que le anima a que acepte la exposición en el Ateneo. A partir de este momento empieza a aceptar exposiciones. Expone en el Ateneo de Mahón. El pintor mallorquín Pedro Quetglas Xam i Pilar Vitienes abren una Galería el Palma. Se interesa por la obra de Coronado y le invita a exponer. Durante años es pintor permanente de dicha galería.

Viaja a Madrid y conoce a Celedonio Perellón. Pasa una temporada en Ibiza. La influencia psicodélica de la época ibicenca y sus vivencias con el pintor Esteban Sanz suponen un cambio en su pintura. Vuelve a Italia, y en Florencia ayuda a restaurar y limpiar los cuadros estropeados por la inundación del río Arno. La aventura en Canadá: expone en Vancouver. Viaja a New York, para la exposición “Pintura Joven Española”, que se expone en la Casa de España.

Regresa a Mallorca para dirigir la “Galería Latina”. En esta época en Mallorca hay una movida muy interesante en el arte, en donde Coronado intenta introducir la vanguardia invitando a Manolo Millares, Manolo Mompó, José Mª. Labra, Mariano Villalta, Carpani, Di Bianco, Vicente Calbet, Celedonio Perellón, junto con los pintores mallorquines Toni Riera, Tinus Castanyer, Cati Bonnin y el valenciano Juan Alcón. Con esta atmósfera se traslada a Alaró, en donde compra su casa-estudio, se le hace hijo predilecto y durante años hay un interesante movimiento artístico. Se le otorga el Premio Ciudad de Palma y habiendo regresado en Murcia se le otorga el Premio Ciudad de Murcia y el Premio Líneas de las Artes.

Águilas quiere recuperar a su hijo y le nombra “Hijo Predilecto”, poniendo una calle con su nombre. Coronado decide pasar largas temporadas en Águilas. En Águilas se construye la casa de cultura Paco Rabal. Coronado intenta que Águilas sea un centro cultural y pone todo su empeño en ello. Expone en la Casa de Cultura y hace que buen número de sus amigos pasen por esa Casa.

En los años 80 se marca para Coronado su época más triste, la pérdida de Mariano Villalta, Mompó, su gran amigo el crítico de arte Raúl Chavarri, Vicente Calbet, Zobel, José Mª. Labra; Coronado se encierra en su casa de Águilas y su casa de Consell. El alcalde de Consell le nombra hijo adoptivo la que fue una inyección de fuerza para el artista empezando otro período más con más ilusión; expone en la Sala Juan March, y más adelante Pedro Serra le selecciona unas obras para el “Museo ES BALUART” en Palma, expone en el “Club financiero” y el “Balcón de la Moraleja” de Madrid, en la Sala La Cárcel de Molina de Segura, en la galería Vanrell de Palma de Mallorca, Delfos de Mojácar, entre otras exposiciones, y hasta el día de hoy que sigue incombustible.

 

Obras

Próximas exposiciones

Aquí podrá encontrar el listado de nuestras próximas exposiciones a lo largo del año.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poderte ofrecer una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación.