Laureano Barrau

Barcelona, 1863 − Ibiza, 1957.

Laureà Manuel Innocenci Barrau i Buñol nació en una familia numerosa burguesa. Comenzó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, donde estudió con el pintor Antonio Caba. Después se trasladó a Madrid.

En 1884, el Ayuntamiento de Barcelona le concedió la pensión Fortuny que le dio la oportunidad de estudiar durante tres años en Roma. Concurrió a varias exposiciones nacionales e internacionales, obteniendo varios premios. Con ese dinero Barrau viajó a París, donde ingresó en la Academia de Bellas Artes, dándose a conocer como ‘Lauréane Barrau’. Tuvo como tutor al pintor Jean-León Gerome (1824-1904). En la capital francesa se introduce dentro del círculo de artistas españoles y hace amistad con el compositor Isaac Albéniz.

Desde 1887 expuso regularmente en Barcelona. En1892 realizó exposiciones, individuales y colectivas, en París, Barcelona, Madrid, Nueva York y Roma. A finales de 1898 viaja a Andalucía en compañía del pintor catalán Ramón Casas; el viaje le inspirará cuadros de ambiente costumbrista

En 1909 visitó Buenos Aires; y en 1911 trasladó su residencia a la isla de Ibiza. En 1929 fue nombrado «societaire» de los Salones de París. Hacia 1930, Barrau y su esposa se instalaron en la casa del Puig de Missa en la localidad de Santa Eulalia del Río, donde el pintor vivió hasta su muerte. En 1950 presentó su última exposición en Barcelona.

A pesar de que la mayor parte de la obra de Laureano Barrau tiene lugar durante la primera mitad del siglo XX, su manera de entender el arte se encuentra más en concordancia con el siglo XIX. Sus raíces artísticas parten del realismo y, sobre todo, del impresionismo. La temática de sus obras tiene como finalidad atraer un público que veía el arte como una alternativa a la vida cotidiana, como un entretenimiento. De ahí la búsqueda de anécdotas agradables, retratos, escenas costumbristas o paisajes que sugieren aventuras o descanso. El tratamiento de la luz en sus obras, especialmente en el caso de los paisajes, es de tradición impresionista. La mezcla de colores no se realiza en la paleta, sino yuxtaponiendo el color puro en pinceladas desiguales, de tal manera que se desfigura la forma, pero se confiere a la visión global más fuerza y autenticidad. Su producción es muy densa.

 

 

Obras

Próximas exposiciones

Aquí podrá encontrar el listado de nuestras próximas exposiciones a lo largo del año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies.