Antoni Clavé & Manolo Valdés - Palma Brunch

  • Del {{'2019-03-23' | date:"d 'de' MMMM"}} al {{'2019-05-13' | date:"d 'de' MMMM"}}

  • Comparte:

  • Hágase socio

“Gabriel Vanrell-Galeria d’Art” tiene el placer de presentarles para la presente edición del Palma Brunch la exposición “Antoni Clavé & Manolo Valdés”. La muestra, distribuida entre nuestras dos primeras plantas, se compone de una quincena de obras. Al contemplar las obras destacaremos las composiciones abstractas de Clavé y las icónicas reinterpretaciones de la Menina de Valdés.

Antoni Clavé - (Barcelona, 1913 - Saint-Tropez, Francia, 2005).

Nació en Barcelona el 5 de abril de 1913. Considerado una de las más relevantes figuras del arte contemporáneo. Inició su formación pictórica en 1926. Hasta el inicio de la Guerra Civil su actividad artística se destacaba por el trabajo en pinturas murales, decoración ornamental, diseño publicitario y otras actividades creativas. En 1939 se vio obligado a irse a vivir a Francia de forma definitiva, donde afianzó su pintura.

A partir de los años cincuenta sus esquemas se van simplificando a la vez que se endurecen, reduciendo el cromatismo en busca de un ascetismo desprovisto de lo superfluo.

En los últimos años su trabajo fue en su totalidad abstracto, siguiendo una línea de depuración de esquemas formales. Además de pintor ha sido grabador y escultor. Es en el grabado donde demostró su maestría: sus innovaciones son una auténtica revolución calcográfica de su tiempo.

Manolo Valdés - (Valencia, 1942)

Manolo Valdés reside y trabaja en Nueva York desde hace más de 25 años. Comenzó su carrera en Valencia, donde cursó sus primeros estudios. En 1964 se convirtió en uno de los fundadores del grupo artístico Equipo Crónica. En 1981 inició su carrera en solitario, continuando con el diálogo con la historia del arte emprendido con Equipo Crónica pero desde un estilo propio.

A lo largo de los años ochenta fue incorporando un nuevo sentido del tratamiento pictórico, sus trabajos se acercaron técnicamente a los de pintores informalistas como Millares, Tàpies o Dubuffet. También en esos mismos años, la escultura fue ocupando un papel cada vez más relevante dentro de su producción. Influido por Velázquez, Rembrandt, Rubens y Matisse, Manolo Valdés realiza una obra de gran formato en la que las luces y colores expresan un sentimiento de tactilidad por el tratamiento dado a los materiales.

 

 

Artistas

Valencia, 1942.

Manolo Valdés

Manolo Valdés es un pintor y escultor valenciano. En 1957 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. Ya en los primeros trabajos ejecutados, el joven Valdés demostró una capacidad creadora y una habilidad técnico-formal fuera de lo habitual. En 1962 presentó un conjunto de obras en ese estilo en la Galería Nebli de Madrid, en la que supuso su primera exposición individual.

Asimismo, a principios de los años sesenta, Valdés, junto con los artistas Gorris, Juan Antonio Toledo y Rafael Solbes, entre otros, y el historiador del arte Tomás Llorens, constituyó el grupo Estampa Popular de Valencia. Para ellos, las nuevas expresiones artísticas, debían tomar en consideración el lenguaje y los recursos visuales procedentes de los medios de comunicación de masas.

En 1964 Manolo Valdés, Rafael Solbes y Juan Antonio Toledo se escindieron de Estampa Popular y formaron el Equipo Crónica. Un año después Toledo abandonaría el proyecto y éste quedaría, hasta la muerte de Solbes, en 1981, en manos de los dos primeros. El Equipo Crónica, surgió como una crítica al individualismo y a la imagen romántica del artista genio. De ahí la idea de disolver la personalidad de los artistas bajo un nombre colectivo y, a la vez, anónimo.

Desde el primer momento el Equipo Crónica consideró que las imágenes, ya provenientes de la alta cultura ya de la cultura de masas, eran esencialmente un vehículo comunicativo. Para ambos artistas, una imagen procedente del cine, el cómic o las revistas ilustradas tenía idéntico valor que una reproducción gráfica de una pintura de Velázquez, Van Gogh o Picasso.

En 1981, cuando estaban trabajando en la que a la postre sería su última serie, Lo público y lo privado, falleció Rafael Solbes. Manolo Valdés decidió por tanto emprender camino en solitario.

La primera exposición fue en la Galería Maeght de Barcelona en 1982. Presentó un conjunto de pinturas y esculturas en las que había reelaborado, sirviéndose de distintos lenguajes vanguardistas, el famoso Retrato de la reina Mariana de Austria de Velázquez. En una línea parecida a la del Equipo Crónica, esa mezcla de motivos y estilos dispares daba lugar a una Mariana transmutada, a una Mariana que rebasaba los referentes historicistas para convertirse en un homenaje al propio quehacer artístico.

A lo largo de los años ochenta fue incorporando un nuevo sentido del tratamiento pictórico que lo alejó de su etapa en el Equipo Crónica.  Sus trabajos se acercaron técnicamente a los de pintores informalistas como Millares, Tàpies, Burri o Dubuffet. También en esos mismos años, la escultura fue ocupando un papel cada vez más relevante dentro de su producción.

En 1989, se trasladó junto con su familia a Nueva York, ciudad en la que ha seguido viviendo y trabajando desde entonces. Continuó con esa línea de trabajo basada en la asimilación y reelaboración de objetos y de obras de arte. Entre octubre de 2002 y enero de 2003, el Museo Guggenheim Bilbao le dedicó una importante retrospectiva.

 

 

Barcelona, 1913 - Saint Tropez, 2005.

Antoni Clavé

Antoni Clavé i Sanmartí fué un pintor y escultor español, discípulo del escultor Ángel Ferrant y del pintor José Mongrell, se inició en la pintura en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona y su incursión en el ámbito profesional se produjo a través del cartelismo, fundamentalmente el cinematográfico. Afiliado en el Ejército Republicano durante la Guerra Civil española, en enero de 1939 se exilió a Francia, donde pasó un tiempo en un campo de refugiados. Prosiguió sus actividades pictóricas conformando, junto con un grupo de pintores españoles, la denominada Escuela de París.

En 1941 montó su primer estudio de Montparnasse. Su estabilidad afectiva y el nacimiento de su hijo dieron origen a una serie de cuadros de carácter íntimo, algunos de ellos tendentes a la abstracción. No tardó en realizar pinturas de marcado carácter expresionista e incluso cubista, en los que trató de manera sistemática y especial la técnica del collage, de la que derivaron posteriormente los assemblages.

Expuso por primera vez en París en 1949. La culminación de su reconocimiento como pintor de renombre se dio en 1978, cuando el Museo de Arte Moderno de la Villa de París le dedicó una gran retrospectiva que incluía pintura, collage y grandes tapices de 1958 a 1979.

Clavé se adentró además en el campo de la escultura desde joven, de la mano de Ferrant. Algunas piezas parten de objetos encontrados y recontextualizados; en otras ocasiones confecciona cajas, armarios y relicarios, sobre todo en madera, a base de piezas ensambladas y policromadas que mantienen al mismo tiempo la ambiguedad de lo escultórico y lo pictórico.

Su estilo se sitúa entre el expresionismo y el simbolismo; en su pintura son notables la invención y la calidad dibujísticas, así como la exuberancia de su colorido y la rica textura de los materiales, características también aplicables a su obra escultórica.

Obras


Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies.