Juan Alcón y Pau Fornés

  • Del {{'2019-02-07' | date:"d/MMM/y"}} al {{'2019-03-19' | date:"d/MMM/y"}}

  • Comparte:

  • Hágase socio

Gabriel Vanrell-Galeria d’Art” tiene el placer de presentarles la exposición “Juan Alcón y Pau Fornés”. La muestra, distribuida entre nuestras dos primeras plantas, se compone de una veintena de obras cuidadosamente seleccionadas de nuestro fondo de arte y donde pueden apreciarse los diferentes estilos de los artistas y sus diferentes temáticas. Al contemplar las obras son fácilmente reconocibles los característicos rostros, bodegones y paisajes de Alcón y las figuras humanas y naturalezas muertas de Fornés.

Las obras de Juan Alcón se caracterizan por el uso frecuente de texturas matéricas, un cromatismo intenso y bien contrastado, la utilización esporádica de formas geométricas y la fuerza expresiva que da al gesto de la pincelada. La temática abarca el rostro humano, preferentemente el femenino, el desnudo, las naturalezas muertas, el paisaje naturalista y la abstracción expresionista. Sus trabajos se insertan dentro del ámbito figurativo, propio de un realismo fantasioso de inspiración onírica y poética. Crea atmósferas de paz y soledad, que en la pintura de rostros y desnudos se presentan impregnadas de un erotismo dulce y delicado.

Pau Fornés fue un pintor, dibujante y dramaturgo. Se forma de manera autodidacta. Pronto define un estilo personal y característico. Crea un lenguaje en el que domina el dibujo, la experimentación con los colores y las formas, un aparente desorden compositivo y una acusada estilización de las figuras. Con la superposición de objetos y la acumulación de formas crea composiciones abarrocadas, que producen sensaciones de apelmazamiento y saturación. Las rodea de una atmósfera irreal y lírica, no exenta de un punto de nostalgia, soledad, desolación y tristeza. La figura humana aparece a menudo ensimismada, meditativa e inmersa en un mundo sensual y voluptuoso, lleno de referencias simbolistas.

 

 

 

 

Artistas

Valencia, 1937 - Palma de Mallorca, 2012.

Juan Alcón

Juan Alcón Agustín, fue un pintor formado en la Real Escuela superior de Bellas Artes de San Carlos, de Valencia, comienza a exponer en 1956. Amplía estudios en París y en Alemania. En 1974 fija su residencia en Mallorca y monta el estudio en Son Espanyol (Palma).

La pintura que hace se caracteriza por el uso frecuente de texturas matéricas, un cromatismo intenso y bien contrastado, la utilización esporádica de formas geométricas y la fuerza expresiva que da al gesto de la pincelada. La temática abarca el rostro humano, preferentemente el femenino, el desnudo, las naturalezas muertas, el paisaje naturalista y la abstracción expresionista. Sus trabajos se insertan dentro del ámbito figurativo, propio de un realismo fantasioso de inspiración onírica y poética. Crea atmósferas de paz y soledad, que en la pintura de rostros y desnudos se presentan impregnadas de un erotismo dulce y delicado.

Hace numerosas exposiciones individuales y participa en muchas exposiciones colectivas en Baleares, Península, Francia, Alemania, Suecia, Italia, Austria, Reino Unido, EEUU y Venezuela.

 

 

Palma de Mallorca, 1930 - 2006.

Pau Fornés

Pau Lluís Fornés Isern fue un pintor, dibujante y dramaturgo. Se forma de manera autodidacta, si bien recibe orientaciones artísticas de Pere Quetglas Ferrer "Xam". Amplía su formación con viajes y visitas a museos y galerías de diversos lugares de Europa, lo que le permite conocer de primera mano las nuevas formas de expresión plástica de los 60 y 70.

En 1950 realiza su primera exposición en el Círculo de Bellas Artes, de Palma. A continuación expone en Madrid, París, Londres, Amsterdam, otras ciudades europeas y Nueva York. Durante un tiempo reside y trabaja en Madrid y Barcelona.

Pronto define un estilo personal y característico, que se aleja de la tradición postimpresionista local de posguerra. Crea un lenguaje en el que domina el dibujo, la experimentación con los colores y las formas, un aparente desorden compositivo y una acusada estilización de las figuras. Con la superposición de objetos y la acumulación de formas crea composiciones abarrocadas, que producen sensaciones de apelmazamiento y saturación. Las rodea de una atmósfera irreal y lírica, no exenta de un punto de nostalgia, soledad, desolación y tristeza. La figura humana aparece a menudo ensimismada, meditativa e inmersa en un mundo sensual y voluptuoso, lleno de referencias simbolistas.

Hace dibujos, óleos y acrílicos sobre tela y papel, pinturas murales y pintura religiosa. Sus últimas obras presentan composiciones de flores fantasiosas en las que el protagonismo es del color

Obras


Utilizamos cookies propias y de terceros para aportarle una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies.