Guinovart

  • Del {{'2018-02-22' | date:"d/MMM/y"}} al {{'2018-03-20' | date:"d/MMM/y"}}

  • Comparte:

  • Hágase socio

Este invierno Gabriel Vanrell-Galeria d’Art tiene el placer de presentarles la exposición “Guinovart”. La exposición está compuesta por una veintena de magníficas piezas seleccionadas cuidadosamente de nuestro fondo de arte. Son obras de diferentes etapas de su prolongada carrera.

El artista murió con 80 años y durante la década de los cincuenta forma parte de un joven grupo de talentos vanguardistas de posguerra que, a través de su arte y su presencia en ciudades europeas, trató de imprimir un nuevo aire a la pintura en España. Se trata por tanto de una exposición única que reúne tanto obras originales como obra gráfica.

En su obra destacan dibujos, carteles y grabados. Su primitivismo le llevaba a retratar desde la abstracción el paisaje que le rodeaba de una manera directa, pero sin renunciar a una gran sensibilidad. Desde 1976, comenzó su actividad como grabador. "El grabado te da la cara y la cruz", solía explicar Guinovart, "la cara de la ilusión y la cruz del misterio". Sus paisajes juegan con los colores y referencias muy reconocibles. La suya fue una segunda vanguardia al fusionar en sus grabados y pinturas otra manera de asimilar el arte popular.

La obra de Guinovart evoluciona a partir de una interesante etapa figurativa, con influencias surrealistas y cubistas. Las corrientes abstractas y el informalismo abrieron nuevas perspectivas en la estética de Guinovart, que empezó a incorporar a su quehacer todo el potencial de recursos de una manipulación libre de la materia y del objeto, iniciando una serie de experiencias a base de estructuras de madera quemada, bidones, objetos de desecho, cajas, revestimientos polícromos, juegos de alusiones, signos, formaciones materiales, etc., generándose así un diálogo entre la expresión plástica y subjetiva del artista y su entorno vital, sus símbolos, fantasmas y contradicciones. A partir de la década de 1960 se alejó de la poética informalista y comenzó a realizar obras surcadas de signos y de gestos, que contienen una fuerte carga expresiva en el trazo y el colorido. A partir de la década de 1970 empleó sistemáticamente materiales como arena, tierra, barro, paja o fibrocemento, e inició una serie de obras en las que recoge preocupaciones sociales y políticas. En la siguiente década comenzó a experimentar con la proyección tridimensional de sus obras, que se concretó en la creación de ambientes o entornos espaciales.

Guinovart posee una producción artística muy variada: pinturas murales, decorados y escenografías teatrales, ilustraciones de libros, diseño de carteles, tapices y esculturas.

Artista

Barcelona 1927–2007.

Guinovart

Josep Guinovart i Bertran, pintor, dibujante y grabador. Sus primeras obras están fuertemente marcadas por las influencias de Nonell y Gimeno. Su estilo realista, entre crudo y sentimental, dura poco tiempo y en 1948 se produce un cambio importante, abriéndose dos vías distintas.

Siempre se considera que su primera etapa dura desde el verano de 1948 hasta 1951. Abandona el realismo de intención naturalista y marca el arranque de una manera personal. Sus obras en este momento todavía mantienen una vocación popular y directamente realista, pero junto a huellas del románico y con colores felices como amarillo y rojo. Trabaja en realizaciones muy diversas con el empleo del collage.

En 1949 y 1950 conoce a algunos de los miembros de Dau al Set, como el poeta Joan Brossa y el pintor Joan Ponç. Este conocimiento será artísticamente importante y le despierta gran interés. En 1951 ha abandonado el oficio de pintor de paredes y se dedica por entero a la pintura. Desde este año ya comienza una etapa de plenitud tipificada como ¨expresionismo figurativo¨. Se deja en ellos de lado lo mágico y se recogen los temas campesinos. En esta nueva fase, hay gravedad y seriedad en los rostros y hieratismo en las figuras reflejando su vida "real" bajo la influencia de la conciencia social y política. Incorporando el elemento cubista sus dibujos siempre tienen la estructura geométrica.

Guinovart obtiene una beca del Instituto Francés en 1952 y viajó a París nueve meses en el año siguiente, lo cual, determina una nueva transformación en su creación artística. A su vuelta de París, colabora con arquitectos y también trabaja en ilustraciones y decorados escenográficos. Entre 1957 y 1958 llega a la abstración absoluta con elementos tridimensionales en sus obras. Otra característica que siempre aparece es la desintegración formal a través de la descomposición de la figura.

A partir de 1958 aunque todavía mantiene una cierta estructura, empieza a interesarse por informalismo utilizando textura gruesa, sobre todo, madera quemada. Sigue este camino utilizando materiales del mundo de la construcción como fuste y luego añade nueva materia como yeso y fibrocemento en su creación. Las dos formas principales siempre aparecidas son el óvalo y el rectángulo de la ventana.

Su viaje a México y Cuba en 1972 le será de importancia en varios sentidos. Estas culturas exóticas y diferentes ambientes sociales le dan una profundísima impresión y rompen los esquemas del hombre occidental.

Las obras de Guinovart ya han alcanzado a la plena madurez con libertad en el lenguaje y siempre están en contacto con la realidad. Desde este periodo, el artista inicia una propia introspección profunda y reprexiva y muestra en sus obras más o menos abiertamente las pronfundidad de su mundo interior.

En el año 1994 se inauguró un Museo en Agramunt dedicado a su obra, población en la que había nacido su madre y que él siempre ha estado vinculado.

 

 

Obras


Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poderte ofrecer una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación.