Anglada Camarasa

Barcelona, 1871 -  Puerto de Pollensa, 1959.

 

Hermenegildo Anglada Camarasa, fue un pintor destacado representante del postimpresionismo. Estudió el arte de la pintura primero con Tomás Moragas y luego con Modest Urgell en la Escola de Belles Arts de Barcelona. En los inicios del siglo XX estableció su estudio en París, años que fueron de una gran lucha por reivindicar y mejorar su capacidad pictórica.

Su primera exposición individual fue en el 1894. En 1901 tras participar en la Exposición Internacional de Dresde obtuvo renombre mundial. Estos logros le permitieron dar clases a varios alumnos meritorios procedentes de diversos países.

Gran parte de su obra está adscrita al modernismo y, en tanto que correspondiente a tal estilo artístico, los valores cromáticos quedan en ella supeditados a lo suntuario y ornamental con abundancia de motivos orientalizantes. En tal caso, Anglada Camarasa es todavía un representante de la Belle Époque; sin embargo, supo acompañar la evolución del arte durante la primera mitad del siglo XX aproximándose moderadamente a las vanguardias de ese siglo sin por ello abandonar cierto toque impresionista. Entre los elementos vanguardistas que se encuentran en su obra están el tratamiento artificioso de la luz y el recurso a densos empastes que le han caracterizado.

La singularidad de su trabajo se reforzó cuando en 1913 inició su residencia en las islas Baleares hasta donde le acompañó su aventajado discípulo Tito Cittadini, y fue seguido por el pintor mallorquín Joan Fuster Bonnin. En 1916 quedaba fundada por ellos la Escuela de Pollensa.

En la pintura de Anglada Camarasa se distinguen diversas épocas:

Época catalana (1885 - 1894). Se inicia en el paisaje, de estilo naturalista.

Primera época parisina (1894 - 1904). Su pintura evoluciona desde el verdeante paisajismo anterior al acusado colorido de la vida nocturna parisina. Se dedica a representar la vida galante de París, mediante figuras difuminadas, en los ambientes nocturnos de la Belle Epoque.

Segunda época parisina (1904 - 1914). Las escenas de París dejan paso a representaciones del folclore valenciano, tratando estos temas con gran exuberancia y colorido. También realiza sofisticados retratos, en los que acompaña las figuras femeninas con mantones y motivos florales, y representa algunos desnudos con delicadeza y sensualidad.

Época mallorquina (1914 - 1936). Se centra en los paisajes de Mallorca. Representa ambientes campesinos y costeros, alejando de sus lienzos la figura humana. También dedica una serie a los peces y fondos del mar, representados con vivos colores y brillos. Interpreta, en ese momento, el paisaje como un gran decorado.

Época del exilio (1936 - 1947). Tras caer Mallorca en manos del Bando Nacional, Anglada-Camarasa, conocido republicano, se traslada a Barcelona y encuentra en los relieves de Montserrat una nueva fuente para su decorativismo. Se dedica, además, a pintar bodegones de flores. Sin embargo, acaba por exiliarse a Francia, a Pougues-les-Eaux, donde sus obras, a pesar de destacar por su brillantez anterior, se desconectan cada vez más de la línea internacional. De regreso a Mallorca en 1947, vuelve a la temática paisajística, aunque ya realiza pocas obras, aquejado por su avanzada edad.

Obras

Próximas exposiciones

Aquí podrá encontrar el listado de nuestras próximas exposiciones a lo largo del año.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poderte ofrecer una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación.