Dionís Bennàssar

Pollença, (Mallorca), 1904 - Palma de Mallorca, 1967.

Dionís Bennàssar Mulet fué un dibujante y pintor nacido en Pollença. Hijo de una familia campesina, alternará los juegos de la niñez con el trabajo en el campo. Muy pronto demuestra ser un niño vivaz e inquieto además de sentir una especial inclinación por el dibujo. En su adolescencia, apoyado por sus padres, se traslada a Palma para recibir lecciones de dibujo y pintura, instrucción que alterna con un trabajo de mecánico.

Alistado en el ejército, a los dieciocho años, resultó herido en la guerra de Marruecos y regresó a Mallorca. La herida recibida en la clavícula inutilizó su mano diestra, lo que no fue obstáculo para su decidida voluntad de dedicarse a la pintura, valiéndose de la mano izquierda. A partir de ese momento centrará sus esfuerzos en exaltar la belleza de unos paisajes conocidos y queridos.

Con sus pinceles, aportó a la pintura mallorquina una nueva vertiente caracterizada por una visión grandilocuente de la naturaleza, cromatismo vibrante, y una pincelada larga y suelta. Hacia 1926 entra en contacto con Anglada Camarasa, Mir, Russinyol y Tito Cittadini entre otros. Su estilo recibe el impacto de la obra de Anglada, asimilando la extraordinaria riqueza de materia, textura y color de su pintura. El maestro catalán en 1913 se había establecido en Pollença, seguido de un gran número de sus discípulos de París, entre ellos Tito Cittadini que entablarán una gran amistad con Dionís Bennàssar.

En 1940 expuso en la Galería Costa de Palma. Consiguió que la crítica se volcara a su favor, haciéndose merecedor de una beca de la Diputación Provincial de Baleares para un viaje de estudios por las principales ciudades españolas. Los años difíciles quedaron atrás, el artista empezó a gozar de una estabilidad económica.

A partir de aquí se distinguen dos etapas de fecunda actividad en la trayectoria del artista. Un primer periodo de intensa experimentación técnica y una última etapa de madurez plena, fruto de la cual fueron sus más originales óleos, dedicados en su mayoría, al motivo fantástico del paisaje submarino, inconfundible por su exuberante colorido. En algunas de estas telas su desbordante imaginación le lleva a tratar temas mitológicos. No se puede olvidar su dedicación al paisaje de Pollença y al retrato.

De carácter inquieto e inconformista, Dionís Bennàssar luchará, a lo largo de toda su vida, por perfeccionar su técnica y su expresión plástica. En sus numerosas exposiciones Dionís Bennàssar demostró su gran maestría. Fue uno de nuestros mejores paisajistas, marcó una nueva ruta en el lenguaje de la pintura, y como dibujante y caricaturista hizo alarde de una percepción rápida y segura.

Muere repentinamente en la noche del 12 de diciembre de 1967. Póstumamente se le han rendido numerosos homenajes en Mallorca, Madrid y Valencia. En 1981 fue proclamado Hijo Ilustre de Pollença.

Obras

Próximas exposiciones

Aquí podrá encontrar el listado de nuestras próximas exposiciones a lo largo del año.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poderte ofrecer una mejor experiencia de navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación.